En la Escuela CREI inauguramos una sala de psicomotricidad, la cual está acondicionada con todo lo necesario para favorecer el aprendizaje y desarrollo de los ejes básicos como la estructuración de la imagen de sí y la ubicación témporo- espacial.

En este espacio, enunciamos un grupo de actividades que se complejizan con la edad de los niños y que tiene como consigna la inclusión del cuerpo en actividades diversas, cuya finalidad es hacer emerger el cuerpo. Las mismas, son actividades lúdicas que sirven para experimentar sus posibilidades, su uso y su vivencia. Es decir, comprometen el cuerpo.

El movimiento es por sí un lenguaje, una forma de comunicación. El cuerpo expresa, envía mensajes a los otros y se dice cosas a si mismo.

Aquí nos referimos al lenguaje verbal como traductor del lenguaje corporal, para hacer lo que se dice y decir lo que se hace.

Los grandes objetivos que se proponen alcanzar, tienen como eje al cuerpo:

*En Primer Ciclo: -El eje sensorial (aspecto propioceptivo del cuerpo / relación con el estímulo externo y el trabajo con lo interno). -Ajuste del tono muscular. -Su postura controlada. -Su movilización armónica, con la intervención del tonismo, la respiración y el equilibrio y las percepciones. -Trabajo con movimiento vestibular: circular y horizontal.

*En Segundo Ciclo: -Ajustes del cuerpo con el objeto. -Ajustes del cuerpo en relación. -Nociones espaciales. -Lateralidad. -Juego psicomotriz.

¡Compartimos algunas fotos de los encuentros!